Los drones y la agricultura de precisión

7 Diciembre, 2016 - 10:23

En la agricultura los drones son una herramienta de gran utilidad. Estamos hablando como ya anticipábamos en posts anteriores de la agricultura de precisión. Esta modalidad de agricultura que monitoriza los campos posibilita tener información de forma detallada acerca de la parcela objeto de estudio, es decir, permite controlar las plantaciones y cultivos desde el aire al centímetro.  Los drones ayudan a proteger los cultivos de plagas, falta de riegos o especies no deseadas, así como a sacar la máxima rentabilidad a los recursos. Esto permitirá por tanto minimizar el consumo de combustible, herbicidas, pesticidas, abonos y otros materiales costosos ahorrando tiempo, dinero y contribuyendo a la mejora del medioambiente.

 

¿QUÉ INFORMACIÓN NOS OFRECEN LOS DRONES?

  • Visión no invasiva de las parcelas: permiten conocer el estado de las tierras desde fuera, sin necesidad de pisar el terreno y por tanto sin estropearlo.
  • Control de la humedad y el riego: controlan las áreas más secas tanto en terrenos de regadío como de secano ayudando a tomar medidas en el momento oportuno y ajustándose a las necesidades reales del terreno.
  • Posibilidad de realizar vuelos LiDAR de alta resolución: sistema activo basado en un sensor láser del que podrás encontrar más información aquí.
  • Optimización del abonado y de tratamientos: abonar en exceso es caro y contraproducente. Los drones permiten optimizar las áreas sobre las que aportar nutrientes basándose en el crecimiento y detectando sus carencias o necesidades.
  • Hábitos y comportamiento de los usuarios
  • Cálculos de biomasa
  • Control de plagas: los cultivos o plantaciones se debilitan debido a las plagas. Sus efectos son visibles mediante las cámaras multiespectrales. Las longitudes de onda verde ayudan a optimizar el uso de herbicidas, detectando crecimiento de especies no deseadas.
  • Peritación de cultivos. Este uso se da principalmente en casos de siniestro para analizar la superficie que ha sido dañada con exactitud. En agricultura las principales evaluaciones de daños vienen derivadas por tormentas en las que el viento, el granizo o las inundaciones deteriora los cultivos. En este sentido, gracias a los drones puede obtenerse información fiable que permita presentar la documentación necesaria para acceder a posibles subvenciones.  
  • Generación de inventarios: mediante los drones puede conocerse cuál es la productividad de las parcelas, permitiendo generar una previsión sobre la producción de los cultivos.

       

En definitiva, ¿qué beneficios puede aportar el uso de drones en las plantaciones?

· Permite reducir los costes de producción en un 30%.

· Mejora la rentabilidad de los cultivos: permite aumentar la producción y detectar de forma temprana enfermedades y plagas.

· Disminuye el impacto ambiental al detectar cuáles son las áreas que presentan déficit de hidratación apostando por un consumo eficiente del agua, o qué zonas precisan de nutrientes o presentan malas hierbas, permitiendo aplicar los productos agroquímicos de forma focalizada y ajustándose a las necesidades reales de la plantación.

· Facilita a los agricultores el conocimiento de sus parcelas y su estado de desarrollo.

 

Como señala Milagros Marcos, consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, en la agricultura “NO PODEMOS INCIDIR EN LOS PRECIOS PERO SÍ EN LOS COSTES DE PRODUCCIÓN”.