RFID / NFC
Etiquetado de Radiofrecuencia

La tecnología

RFID (Identificación por radio frecuencia) es una tecnología inalámbrica que permite la lectura de etiquetas con un pequeño circuito eléctronico a distancias que abarcan desde unos pocos centrímetros hasta varios metros. Actualmente estas etiquetas, que están reduciendo su coste, están comenzando a reemplazar los actuales códigos de barras de los productos.  NFC es un subconjunto de RFID que opera únicamente a distancias menores de 10 cm, útil para pasaportes digitales, tarjetas de crédito y otras técnicas que requieran una protección de lectura.

Usos
  • Acreditación personal
  • Control y gestión de almacenes y stocks de una manera sencilla
  • Control de procesos de producción
  • Control de presencia en empresas
  • Control de presencia.
    Acreditación.
    Cualquier uso que requiera de autenticación de usuarios puede desarrollarse con NFC: Control de presencia para vigilar horarios o turnos en tu empresa, aplicaciones de autenticación mediante tarjetas NFC, sistemas de puntos con tarjetas NFC...
    ¿Cómo son?
    Los RFID son unas etiquetas planas. En la parte exterior son de papel, lo que permite imprimir códigos, precios, etc. En su interior lleva unas tiras metálicas. Seguro que las has visto en algunos productos de supermercado. Las NFC parecen tarjetas de crédito, parecidas a las que nos dan en los hoteles al registrarnos en las habitaciones. Estas tecnologías están muy extendidas. El NFC está teniendo últimamente mucho auge como método de pago con las tarjetas de crédito y en muchos móviles ya vienen integrados lectores de estos chips.


     
    RFID
    Los chips van detrás de las capas de papel para poder ser impresas con información
    NFC
    Normalmente en tarjetas de plástico son totalmente invisibles
    Lector vertical
    Con ellos se pueden leer hasta 1000 etiquetas / segundo pasándolas por delante
    Lector mano
    Aunque algunos móviles actuales ya leen estos chips pasivos, también hay lectores específicos para esta función
     
    Gestión de almacenes y stock
    Con RFID, es muy sencillo controlar un almacén, etiquetamos los productos y mediante unas antenas localizadas en puntos clave del almacén. Etiquetamos los productos y, mediante unas antenas localizadas en puntos clave del almacén, podemos hacer el seguimiento de los paquetes de una manera sencilla, sin pasarlos uno por uno sino todos a la vez, aunque estén apilados. También podemos leerlos a placer con un móvil con soporte NFC para obtener su propiedades.
     
     
    Seguimiento de paquetes en producción
    RFID es muy útil en situaciones de producción de productos. Se adhiere una etiqueta en el producto en bruto con referencias al cliente, , propiedades... para ir añadiéndole características según va pasando por las diferentes etapas de la producción. En todo momento se garantiza la trazabilidad del producto y su localización.
    ¿Mejoramos la gestión de tu almacén?

    Podemos mejorar la organización de tu stock y su gestión de una forma cómoda y sencilla.
    Contacta con nosotros y te lo explicamos.